fbpx
2020 Publicación Apoyo

A Considerar

CRECER CON LIMITES (PARTE. 1)

Una buena autoestima genera niños felices; también el hecho de crecer con límites es parte fundamental para una infancia feliz, y en con secuencia, una adolescencia saludable.

avatar

Publicado

en

Lic. Maru Bergés
Licenciada en Neurolingüística y Psicopedagogía

Desde mi experiencia en el trabajo con niños, he podido comprobar, que así como una buena autoestima genera niños felices; también el hecho de crecer con límites es parte fundamental para una infancia feliz, y en consecuencia, una adolescencia saludable.

Y es que intervenir a tiempo con una educación asertiva , evitará que lleguemos a los gritos e insultos, incluso los golpes, que es lo que normal mente sucede si no establecemos limites desde que El Niño es muy pequeño, y entonces lastimamos su autoestima, ya que crecen en un ambiente de inseguridad e inconsistencia.

Muy importante para una educación asertiva, es ser consistente en la forma en la que educamos.

La inconsistencia sería pasar de la rigidez a la flexibilidad, es decir, llevar un nivel de educación con cierta disciplina, y de pronto ser permisivos, y luego regresar a la rigidez y así sucesivamente. Esto indudablemente nos va a llevar a relaciones complicadas con nuestros hijos, ya que los condu­ce a un desequilibrio, pues no saben realmente qué se espera de ellos, generándoles inseguridad y hasta ansiedad, tratando siempre de cumplir con las “exigencias flexibles” de sus padres.

Es común que la inconsistencia se base en los cambios que nos ocurren momento a momento, ya sea por el estado de ánimo en el que nos encontremos o por las circunstancias de cada instante.

Por poner un ejemplo: estás una tarde con tu hijo en un ambiente tranquilo, él haciendo la tarea y tú cosiendo y supervisando al mismo tiempo lo que él hace, con el acuerdo previamente hecho, de que no puede utilizar su videojuego hasta que termine las labores escolares; de pronto recibes una llamada de una amiga para invitarte al cine y a cenar, checas la hora, y tienes el tiempo justo para arreglarte y salir para llegar a tiempo a la cita que ya aceptaste . El Niño continúa haciendo su actividad, y sin más, le concedes lo que tanto había pedido y tú le habías negado “ve a jugar con tu computadora , me voy a arreglar porque voy a salir, regreso más tarde, y si no has terminado la tarea, habrá consecuencias”; así de incongruentes podemos ser con nuestros hijos y por consiguiente caemos en relaciones difíciles que generan inseguridad en ellos por la incongruencia con la que nos manejamos y caemos en la inconsistencia. Y si encima de eso los niños no se comportan como queremos, caemos en malos tratos y exigencias, que nosotros mismos somos incapaces de cumplir.

La disciplina con afecto es el mejor método para educar, es necesario que al establecer límites a nuestros hijos, demos instrucciones claras y con firmeza; y al mismo tiempo, mandar el mensaje de que pueden expresar lo que sienten y necesitan y no por eso los vamos a dejar de amar.

El hecho de decir NO, es poner un límite; y cuando es dicho con amabilidad y respeto, es un acto de honestidad y congruencia, necesario además para modelar a nuestros hijos la forma en la que queremos que se hagan las cosas, y no ceder ante sus encantos y manipulación.

Además de que el NO, es el indicativo del límite, conlleva el beneficio de desarrollar en nuestros hijos “la capacidad de FRUSTRACIÓN “, fundamental herramienta emocional para desarrollar tolerancia y capacidad para postergar la recompensa; ésta, junto con otras habilidades, de las que iremos hablando en este espacio de reflexión, fortalecen la inteligencia emocional en los niños.

El hecho de dar instrucciones claras, no significa que vayamos a manejar su comportamiento, y sí evitamos el estar diciéndoles todo el tiempo: NO esto, NO el otro… NO…NO…NO…NO. Además es frecuente que sólo nos quedemos en el NO, y no les decimos CÓMO.

Cuando un individuo crece sin límites, puede vivir en la insatisfacción y no saber siquiera por qué no logra sentirse satisfecho.

El establecimiento de límites claros y con consistencia, es muy importante para respetar y hacerse respetar en una familia, y en cualquier ambiente de interacción  humana; y para que los niños crezcan seguros de sí mismos, con una buena autoestima y la capacidad para expresar sus necesidades y sentimientos .

Es muy importante auto-observarnos  constantemente como padres, para poder acompañar a nuestros hijos, educarlos y formarlos. Quiero dejar hasta aquí este gran tema de los límites que nos puede dar para reflexionar por mucho tiempo más.

Y quisiera terminar con una reflexión que me gustaría que hicieras: ¿Qué tal pones límites en TODOS LOS ESPACIOS en los que te desenvuelves?

Continue Reading
Da click para comentar

You must be logged in to post a comment Login