fbpx
2020 Publicación Apoyo

Planeta "D"

COLABORACIÓN ENTRE LOS ESTADOS UNIDOS Y BRASIL PERMITE DEVOLVER RANAS DE ESPECIE POCO COMÚN DEL AMAZONAS

El Servicio de Pesca y Fauna de los Estados Unidos devolvió a Brasil 21 ranas de la especie Adelphobates galactonotus, también conocida como rana punta de flecha (o “sapos ponta-de-flecha” en portugués).

avatar

Publicado

en

El zoológico de San Pablo recibirá a los animales, que fueron trasladados ilegalmente por un comerciante de fauna exótica.

El Servicio de Pesca y Fauna de los Estados Unidos devolvió a Brasil 21 ranas de la especie Adelphobates galactonotus, también conocida como rana punta de flecha (o “sapos ponta-de-flecha” en portugués). Las ranas se trasladaron ilegalmente hacia los Estados Unidos en 2018 y fueron incautadas en el aeropuerto internacional de Miami. Los inspectores de fauna les pidieron a los expertos de Disney’s Animal Kingdom que cuidaran de las ranas mientras investigaban y procesaban su confiscación en virtud de la Ley Lacey de los Estados Unidos.

“Estoy muy orgulloso del papel que tuvo el Servicio en devolver a su hogar a esta especie de rana venenosa de morfo azul que es muy poco común y está protegida”, dijo Edward Grace, subdirector de la Oficina de Aplicación de la Ley. “Este viaje extraordinario se debe a la diligencia de nuestros inspectores de fauna y al trabajo conjunto entre nuestro agregado de Brasil y funcionarios del Departamento de Estado, el Departamento de Agricultura y el Servicio de Aduana y Protección Fronteriza de los Estados Unidos, Disney’s Animal Kingdom y nuestros pares en Brasil. Gracias a su trabajo, estas ranas fueron rescatadas del comercio ilegal de mascotas, Disney las cuidó y, luego, regresaron a su hogar en Brasil, donde pertenecen”.

“En Disney, tienen el compromiso de proteger a la vida silvestre de todo el mundo”, afirmó el Dr. Mark Penning, Vice President, Disney’s Animals, Science and Environment, Disney Parks. 

Durante más de dos años, las ranas fueron cuidadas en Disney’s Animal Kingdom y, ahora, volverán a su hogar, a Brasil, donde el zoológico de San Pablo las recibirá y cuidará. Después de la cuarentena de 60 días, el público podrá visitarlas y aprender más sobre esta especie única y colorida de la selva tropical.

Su regreso fue posible gracias a la colaboración entre el Servicio de Pesca y Fauna de los Estados Unidos y autoridades brasileras que luchan contra el tráfico ilegal de fauna, como el Instituto Brasileño de Medio Ambiente y Recursos Naturales Renovables (IBAMA). 

La ley de Brasil establece que es ilegal retirar estas especies de su hábitat natural, venderlas comercialmente o incluso tenerlas en cautiverio sin permiso explícito de la autoridad ambiental de Brasil, IBAMA, el que suele otorgarse únicamente a instituciones científicas. 

Según la ONG brasileña Renctas, el tráfico ilegal de fauna en Brasil supera los 2.000 millones de dólares por año y es el tercer comercio ilícito más rentable del mundo después de las drogas y las armas.

Continue Reading
Da click para comentar

You must be logged in to post a comment Login